El Marketing P2P no es un concepto nuevo, al menos no es original del todo. De toda la vida, el marketing tradicional ha estado clasificado entre marcas que se dirigen a empresas (B2B) y marcas que venden al consumidor final (B2C).

Por supuesto, el tanto el Business To Business como el Business To Customer tienen estrategias, presupuestos e incluso canales distintos (aunque algunos puedan ser compartidos).

Ha sido recientemente cuando una nueva tendencia ha aparecido también en el mercado: el marketing P2P, o lo que es lo mismo, personas que quieren vender a personas.

Marketing P2P y tecnología

En plena era digital, el marketing person-to-person hace un uso inteligente de tecnologías de procesamiento, machine learning y big data. En este sentido, es el extremo opuesto del marketing sensorial o el olfativo.

Si a día de hoy disponemos de toneladas de información sobre los consumidores, es lógico pensar que podemos crear un modelo personalizado dirigiéndonos a ellos como «personas individuales», en lugar de como segmentos de mercado.

Por otra parte, el marketing P2P debe sacar nuestro lado más humano, pues la conexión debe ser directa; es decir, debemos huir de mensajes genéricos, y esforzarnos al máximo en cuanto a empatía y storytelling se refiere.

Todo esto hay que hacerlo sin olvidarnos de la «dichosa» política de privacidad y protección de datos, pues la legislación es lo primero. No es fácil ser empático sin resultar invasivo.

Marketing P2P (person-to-person)

¿Por qué debemos apostar por el marketing person-to-person?

Porque fomenta las recomendaciones boca a boca

Especialmente en un medio tan difícil como Internet, pues todo gira a vender online. En un mundo donde la reputación online es vital, necesitamos empatizar para que hablen bien de nosotros.

Y tratar al cliente bien, por supuesto. No hay mejor promoción y recompensa que clientes satisfechos recomendando nuestros productos o servicios.

Porque es mejor tener relaciones que transacciones

Si vendes online, olvídate del tradicional lema de «intentar darle el garrotazo al cliente» una vez. Lo suyo es tratarlo tan bien, que vuelva. En Internet se gana dinero por volumen.

El marketing P2P pone el énfasis en crear vínculos a largo plazo entre personas. ¿Ves ya la reducción de costes de promoción en captar nuevos clientes si conseguimos hacernos con una cartera fiel?

Porque el marketing P2P crea confianza y cuida al cliente

Los consumidores están ya un poco hartos de publicidad pura y dura. Por no hablar de que no terminan de confiar en contenidos que «apesten» a publicidad o anuncio.

Empieza a tratarlos más como «colegas» -sin atravesar la delgada línea- que como objetivos. Si ellos detectan que el trato es más familiar o humano, la conexión será más genuina.

Escucha a tus clientes, y trabaja por y para ellos, no para ganar dinero. Eso vendrá después de forma automática si has hecho un buen marketing P2P.

¡Quiero dejar mi opinión!

Volver arriba