El despilfarro de comida es un feo hábito que tenemos en Navidad o en cualquier festejo que celebremos. Ikea quiere concienciarnos de esto con un anuncio tan bueno como impactante.

Que sea una época donde el consumismo está a flor de piel no es excusa. Ni de despilfarro de comida, ni de compras compulsivas, ni de regalos innecesarios.

IKEA ha lanzado en Rusia un spot donde pretenden mostrarnos hasta qué punto desperdiciamos comida que bien puede acabar en uno de sus tuppers.

Despilfarro de comida a lo Lluvia de albóndigas

El anuncio arranca con la típica estampa navideña: un chavalín jugando en la nieve. Al instante siguiente, una gigantesca piña cae del cielo, y luego un canapé, un jamón cocido… todo a ritmo del popular villancico Carol of the Bells.

Al llegar a casa corriendo y jadeando, comprueba cómo esa comida es la misma que su madre está arrojando al cubo de la basura. Con el broche de madre e hijo sustituyendo el despilfarro de comida por almacenar las sobras en tuppers reutilizables termina un anuncio redonodo y contundente.

El comienzo claramente está inspirado en la peli de animación Lluvia de albóndigas, de la productora Sony, donde un inventor fracasado construye una máquina que hace llover comida del firmamento.

En esta ocasión, el giro que le ha dado IKEA es sublime.

Ficha técnica del spot

Cliente: IKEA Russia
Agencia: Instinct BBDO
CCO: Yaroslav Orlov, Roman Firainer
Group Account Director: Irina Gornova
Senior Account Manager: Ksenia Mikhaylova
Producer: Tatiana Dmitrieva
Productora ALFA FILM
Director: Ilya Naishuller
Estudio Gráfico: CGF

¡Quiero dejar mi opinión!

Modo invidentesOK
Volver arriba