Iglesias garrapata ha sido tendencia esta semana. Si reciéntemente vimos cómo rata chepuda, al comienzo, hacía estragos en la red, es ahora el turno de este singular ácaro.

Origen del término Iglesias garrapata

En esta ocasión, el término lo acuñó un vecino de la zona residencial donde vive el vicepresidente. Cada vez que él salía con su escolta, este incansable miembro de la comunidad le instaba usando el término “garrapata”.

¿Es eso suficiente para que se propague rápidamente en las redes?

Claro que no, si esto fuera así, estaríamos perdidos. Parte de la culpa de su veloz difusión ha sido el hecho de las demandas que Pablo Iglesias ha hecho sobre este desconforme vecino, generando mucho tráfico con keywords relacionada.

Del resto, se ha encargado Google Bombing y los algoritmos del mayor buscador de Europa, que ha visto un filón de información relacionada con la frase en cuestión.

Para ser una persona que muchos tildan de experto en redes, se ve que esta parte no la controla muy bien. A lo mejor debería contratarnos a nosotros para “remover” toda la basura que no desee.

Al contrario que ocurrió con el otro término popular que recientemente salió a la palestra, cheppa pig, la respuesta de Pablo Iglesias al ataque de Google Bombing ha sido mucho más divertida.

En esta ocasión se ha mofado del Pirata Garrapata, y con muy buen sentido del humor quiso quitar hierro al asunto de Iglesias garrapata en la cadena SER.

Y es lo que decimos nosotros, siempre hay que tomarse las cosas con sentido del humor, además, seguro que nadie se acuerda de “Iglesias garrapata” al comienzo del año que viene.

¡Quiero dejar mi opinión!

Modo invidentesOK
Volver arriba