Chief Happiness Officer, o CHO, es otra de las siglas que vas a ver prácticamente a diario en redes como Linkedin o portales de empleo. ¿Qué te apuestas?

¿Te suenan conceptos como felicidad corporativa? ¿Qué tal cultura de la felicidad en el trabajo? Está más que comprobado que un equipo motivado y feliz rinde más que uno apático y que considere el trabajo como una obligación.

Vale que no todo el mundo adora trabajar, y muchos odian su puesto… pero si de verdad vamos a pasar con nuestros compañeros más tiempo que con nuestra familia, al menos tenemos que intentar conciliar un buen ambiente.

La figura del Chief Happiness Officer nace para esto

Seguro que lo primero que te ha venido a la cabeza es el típico payaso o graciosete que anima (o eso cree) cualquier cotarro o reunión. Nada más lejos de la realidad. El rol de CHO es tan serio como el concepto de Inteligencia Emocional de Daniel Goleman.

¿Sabías que la palabra “trabajo” tiene como raíz latina tripaliare, que significa torturar? Quizá por eso tenemos asociado esta acción como un castigo o una obligación. Precisamente para suavizar este concepto, y sobre todo, para ganar en productividad nace la figura del Chief Happiness Officer.

El Chief Happiness Officer hará todo lo posible para que seas feliz

La idea de felicidad que tenemos cada uno es relativa. Ser feliz para algunos puede ser ganar más dinero, para otros hacer lo que le gusta, habrá quien opine que es feliz si no le falta de nada…

Al final, el punto de ser feliz en el trabajo tiene que ver con muchos factores que abarcan aspectos económicos, de crecimiento personal o profesional, y principalmente, con el equipo que te rodea.

Un buen CHO o Chief Happiness Officer tiene la misión de desarrollar una estrategia de valor añadido para sus empleados, una tarea que fusione productividad y felicidad. Para ello:

  • Mide y analiza el bienestar de los empleados de la empresa.
  • Escucha activamente a TODOS los empleados, incluyendo directiva. Tira del coaching ejecutivo y para los equipos con tal de que la cultura corporativa se asiente.
  • Facilita programas de formación y desarrollo, construyendo y cuidando el employee engagement, o lo que es lo mismo, que el empleado pueda crecer en la empresa.
  • Proporciona espacios de comunicación, reconocimiento e información. La transparencia ante todo.
  • Y en general, vela porque el ambiente sea excelente.

El Chief Happiness Officer te dirá la misma frase que pronunció Confucio allá por el año 500 a.C.:

Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.

¡Quiero dejar mi opinión en Chief Happiness Officer, el encargado de la felicidad!

Modo invidentesOK
Volver arriba