La voz pasiva y el SEO nunca se han llevado muy bien que digamos. Ahora, que los factores que favorecen un buen posicionamiento orgánico cambiaron, menos aún.

Vamos a intentar explicarte por qué no debes escribir usando mucha «voz pasiva» en tus contenidos para posicionar bien, y cómo puedes sustituir esto para evitar la penalización.

Qué es la voz pasiva y cómo afecta al SEO

Sabemos que, desde hace un tiempo, Google ha ido refinando su algoritmo para detectar y penalizar aquellos artículos que estaban mal escritos, pues se consideraba que se utilizaba directamente el traductor de Google para generar contenido.

Después de esto, se prestó más atención a la gramática y la ortografía: cero faltas ortográficas y tiempos verbales adecuados.

La última vuelta de tuerca del algoritmo es lo que ellos llaman voz pasiva, que lleva un tiempo funcionando en inglés, pero a partir de ahora, también en el idioma de Cervantes.

Algunos ejemplos que debemos evitar

En la voz pasiva, el sujeto y el predicado se cambian, convirtiéndose el predicado en el sujeto gramatical. Con este par de ejemplos de frases podremos verlo más claro:

Los ordenadores son comprados por mucha gente

La compra es remitida directamente a tu casa sin gastos de envío

En ambas frases, estamos empleando esta voz, cosa que Google no quiere. El buscador nos premiará si la sustituimos por una acción mucho más proactiva. Ejemplo:

Mucha gente compra ordenadores

La compra te llegará a tu casa sin gastos de envío

El creador del popular plugin Yoast SEO para WordPress, Joost de Valk, indica que no sólo debemos tener en cuenta este factor, sino también las frases de transición que hace que el contenido sea más amigable para leer.

El índice ideal de legibilidad para la voz pasiva, si queremos que el contenido tenga posibilidades de rankear bien es de un máximo de un 10% sobre el total del contenido.

Para escribir contenido de calidad debemos considerar también otros factores, pero sin duda, éste es uno de los que más en auge está ahora mismo.

Más información: developers.google.com

¡Quiero dejar mi opinión!

Volver arriba