Más que riqueza mental, paciencia mental es lo que hay que tener para no desesperar mientras esperamos a que la PlayStation 5 esté disponible para su compra en España sin problemas. Y es que es tal el ansia viva de los aficionados a esta maravilla de la tecnología, que la producción mundial no da abasto para cubrir la demanda. Mientras esperamos nos ha venido a la memoria uno de los anuncios más emblemáticos de la compañía Sony. Fue el anuncio de la Play en el año 1999 y seguro que lo recordáis.

Su título era precisamente ése: “Riqueza mental” (en inglés se llamaba Mental wealth, que quiere decir lo mismo, pues para variar se tradujo literalmente). El anuncio, grabado con una cámara Sony digital antigua, que le daba un característico toque retro, fue obra de Chris Cunningham, creador del vídeo Frozen de Madonna, por poner un ejemplo.

El vídeo mostraba a una extraña muchacha de nombre Fi-Fi que, sentada sobre un taburete, hacía un monólogo. El ambiente raro e inquietante lo daba la cabeza de la criatura, que más que de una chica parecía la que todos nos imaginamos que pudiera tener un extraterrestre. Un extraterrestre de rasgos orientales con dos trenzas, para más señas, quien se convirtió en el personaje publicitario más original y conocido de ese año.

Riqueza mental es lo que tuvo el cerebro que ideó esta campaña, pues fue un éxito. Cunningham, un genio de la creación audiovisual no sólo había trabajado para la reina del pop, sino que también hizo sus trabajitos para Björk, entre otros. La verdad es que la islandesa tiene un poco de extraterrestre o rarita, a lo mejor le pudo dar ideas haberle confeccionado algún vídeo…

La intérprete del “alien” fue la actriz británica Fiona MacLean, que era una persona de lo más normal, pero consiguió ese aspecto de otro mundo gracias a un fantástico trabajo de postproducción del Sr. Cunningham. Posteriormente hizo poca cosa de renombre y pasó con más pena que gloria, participando en algunas series como secundaria.

¿Qué querían dar a entender con el título Riqueza Mental?

Para ser sinceros, la versión española fue un poco chapucera, pues el vídeo original sufrió un corte y eso provocó que quedara un texto algo incoherente.

El guión en idioma inglés habla de las diferencias entre el progreso de la humanidad y las experiencias individuales, remarcando que somos dueños de tales experiencias y de nuestro tiempo. Parte de esa explicación y relación es la que se corta en el anuncio emitido en España, con lo que resulta algo incomprensible.

Hablando de PlayStation, mención especial merece igualmente la campaña de 2006 con el spot del bebé macabro. No estamos seguros de si finalmente ese anuncio fue censurado en nuestro país, más que nada porque daba bastante miedo para emitirlo en horario infantil, ya que se publicitaba un juguete al fin y al cabo. Aparecía un bebé, sentado con su pañal en medio de una habitación vacía que únicamente mostraba algo más: la Play 3. Al bebé se le ponían los ojos rojos endemoniados estilo Chucky y hacía levitar la consola. Un spot no apto para cardíacos ni para flojos.

¡Quiero dejar mi opinión en Riqueza mental de Play Station!

Modo invidentesOK
Volver arriba