Frutas Bruñó da un valor a las arrugas que está fuera de toda duda. Y es que, según la OMS, el edadismo es una de las causas de discriminación más importante del mundo. ¡Cuidemos a nuestros mayores, por favor!

Si miramos el diccionario, edadismo se define como los estereotipos creados, los prejuicios emitidios y la discriminación contra las personas merced a su edad. Este problema se agrave especialmente en el entorno laboral.

Y así es donde Frutas Bruñó ha querido hacer más hincapié.

El valor de las arrugas o la fábula del melón

Bajo cualquiera de estos títulos, Frutas Bruñó apoya la lucha contra el edadismo a través de una nueva campaña. La agencia creativa Kids ha sido la encargada de darle forma, y en ella puede verse una clara reivindicación sobre el valor de la arrugas.

El clásico “la arruga es bella” en su máxima expresión. Dentro vídeo…

Una actriz con un perfil madurito desarrolla un monólogo para sorprender a los miembros de un jurado sobre la belleza detrás de los surcos que la edad deja en nuestra piel.

Tomando como similitud la grietas que el paso del tiempo deja en nuestro cuerpo, que son las mismas que deja en la piel de un melón, este paralelismo define el devenir del tiempo con la experiencia ganada y la madurez obtenida.

Las actrices que participan en “El valor de las arrugas” forman parte del colectivo “De 50 para arriba”, y son: Begoña Caparrós, Antonella Pinto y Maite Merino, que relatan su experiencia personal en el mundo del cine, el teatro y la televisión a partir de una cierta edad en la que las ofertas de trabajo se vuelven cada vez más escasas.

La campaña de Frutas Bruñó está compuesta además por una serie de entrevistas y tendrá repercusión en televisión y redes sociales. Valoremos con su debida importancia el valor de las arrugas.

Fuente | más información: sitio oficial

¡Quiero dejar mi opinión en El valor de las arrugas, de Frutas Bruñó!

Modo invidentesOK
Volver arriba