El packaging de McDonald’s es noticia casi tanto porque parece una copia del movimiento de su competencia directa que por el soplo de aire fresco que supone para la marca.

Las dos clásicas compañías de comida rápida han modificado sus imágenes corporativas en los últimos meses. ¿Curiosidad? Probablemente, no. Al rebrand de Burger King le sigue ahora el rediseño del packaging de McDonald’s.

La agencia independiente Pearlfisher ha sido la que ha creado esta nueva imagen de su packaging utilizando para ello un “sistema gráfico” con el que pretenden imprimir más alegría, color y accesibilidad a la marca. Eso sí, ante todo manteniendo y respetando su famosa paleta de colores.

Las ideas detrás del packaging de McDonald’s

Pearlfisher ha utilizado gráficos y colores que se ajustan a cada uno de los productos que normalmente podemos encontrar en el menú de McDonald’s. Cada nuevo envase está diseñado para ser perfectamente reconocible y usando un estilo vectorial único.

En cada caja del packaging se destaca un solo elemento que la identifica. La línea sigue siendo minimalista y casa con el concepto de que menos es más. Ahora podemos encontrar una disposición de estos elementos más clara y estructurada con dos elementos nítidamente definidos en dos niveles de lectura: imagen (del producto) y nombre.

La tipografía del packaging de McDonald’s sigue siendo de la familia Sans, solo que ahora tiene una presencia más reducida, con las letras más espaciadas y legibles.

El plan de expansión y desembarco de este nuevo packaging de McDonald’s es a dos años, tiempo más que suficiente para aunar la línea existente con la nueva identidad visual de la marca. ¿Cuántas Big Mac eres capaz de comerte antes de ver el nuevo packaging de McDonald’s?

Fuente | más información: McDonald’s

¡Quiero dejar mi opinión!

Modo invidentes
Volver arriba