Si te tomas la molestia de crear una landing page, si tienes ilusión porque te permita generar más conversiones, pero la landing es un desastre… el fracaso está garantizado.

Optimizar las llamadas «páginas de aterrizaje» no solo ayuda a generar más leads, sino que también nos permite aprender sobre nuestro mercado: llegaremos a conocer qué les gusta a nuestros clientes o qué no, o sus necesidades.

Por eso es tan importante que sigas estas pistas o consejos…

Claves para tener una landing page que triunfe

Diseño limpio y claro

El mensaje que envíes tiene que quedar claro, cristalino más bien. El porcentaje de apertura no suele ser muy alto, con lo que no puedes desaprovechar la oportunidad que te ceden los usuarios.

Recuerda siempre que menos es más. No es buena idea tener landing pages con excesiva información.

Como norma general, siempre se intenta que una página de este tipo sea fácil de manejar (navegar), que no contenga muchas imágenes y que los textos estén organizados (y legibles, claro).

Presta atención a los CTA

Sí, ya sabes, los Call To Action. O sea, llamadas a la acción que incluyes en tu página web o landing.

El CTA es muy importante porque es el objeto que usas para indicarle al usuario qué hacer o qué puede hacer, motivo por el que debe ser llamativo.

Si usas botones, aplica colores amigables y llamativos, todo con una tipografía clara. Y lo más importante, el mensaje ha de ser conciso y corto si queremos generar una acción inmediata.

Algunas palabras clave que se suelen emplear son:

  • Compra ya
  • Reserva ahora
  • Lo quiero
  • Obtén ahora
  • Gratis para ti

Ten claro qué quieres ofrecer y transmitir

Probablemente lo más complicado de llevar a cabo… al preparar una landing page debes siempre preguntarte: ¿qué voy a ofrecerles a los visitantes a cambio de su valiosa información de contacto?

Antes de montar una landing es recomendable tener a mano todos los datos relacionados: tu sector demográfico, el comportamiento de compra, segmento por edades, etc.

Muestra confianza en página web y landing page

La base de todo: no importa lo «bonita» que sea tu landing si cuando lleguen a tu sitio web éste sea un desastre: sin información de contacto, con errores, fea de narices, etcétera.

Trata de usar los testimonios y/o reseñas de tus clientes, tanto en tu web como en la landing page, para generar confianza. Si además, estos perfiles cuentan con foto y algún enlace a su bio (o RRSS) mejor.

No machaques a tus visitantes con forms demasiado largos. Pídeles solo lo imprescindible, recuerda que nadie tiene tiempo ni ganas de rellenar formularios.

¿Se te ocurre algún otro aspecto clave para convertir una landing page es un éxito? ¿Necesitas ayuda con las tuyas? ¡Podemos echarte una mano!

¡Quiero dejar mi opinión!

Volver arriba