Certificaciones de gestión de proyectos hay muchas, se podría decir que cada país tiene la suya… bueno, no tanto, nos gusta exagerar un poco.

A la hora de elegir una si nos decidimos por una certificación u otra, lo suyo es conocer, al menos, las más populares y saber qué diferencias tienen. Porque sí, hay notables variaciones entre unas y otras.

Certificaciones de gestión de proyectos para elegir

Las más populares -y por supuesto más demandadas- son Scrum, Prince2, PMP, ITIL y Lean Six Sigma. Empecemos por la primera que está ahora tan de moda.

Scrum / Agile

Scrum es un framework o modelo de desarrollo ágil caracterizado por adoptar una estrategia de desarrollo incremental, en lugar de la planificación y ejecución completa del producto.

Se suele emplear comúnmente en proyectos de desarrollo de software. Sus dos certificaciones más importantes son la CSM (Certified Scrum Master) de la ScrumAlliance.org y la PSM (Professional Scrum Master) de Scrum.org.

Si estás pensando en ser Scrum Master, te recomendamos esta última. Échale un vistazo a este fantástico simulador online: www.psmcertification.com

Prince2

Prince2 es una metodología creada por el gobierno británico y ampliamente usada en todo el mundo. Establece qué procesos deben ejecutarse y en qué orden, e incluye plantillas e instrucciones más detalladas sobre cada proceso específico.

PMP

La certificación PMP (Project Management Professional) está basada en la guía PMBOK publicada por el PMI (Project Management Institute).

PMBOK es un estándar de gestión de proyectos no una metodología, por lo tanto se compone de buenas prácticas y recomendaciones recopiladas por expertos en la gestión de proyectos.

Las siglas PMBOK no es de Libro (mal escrito) Project Management, sino de Project Management «Body Of Knowledge».

ITIL (Information Technology Infrastructure Library)

A diferencia de las otras certificaciones de gestión de proyectos, ITIL no es una metodología o estándar para la gestión de proyectos, sino de servicios.

Fue desarrollada a finales de los 80, y sus siglas significan «Biblioteca de Infraestructura de Tecnologías de la Información». Es perfecta para gestión de servicios informáticos.

Lean Six Sigma, la última de las certificaciones de gestión de proyectos

Lean Six Sigma es una metodología de mejora de procesos que fusiona dos ideas: Lean, una colección de técnicas para reducir el tiempo necesario para la producción de productos o servicios, y Six Sigma, una serie de técnicas para mejorar la calidad de los mismos.

Las certificaciones de Lean Six Sigma comprenden diferentes niveles, denominados «belts», que indican el nivel de experiencia y conocimientos de los practicantes.

Si estás pensando en añadir una certificación a tu currículo, piensa bien en qué quieres invertir tu tiempo y dinero. El nivel de dedicación, esfuerzo y compromiso es distinto en cada una de estas certificaciones de gestión de proyectos. ¡Cuéntanos por cuál te has decidido o decidiste y por qué!

¡Quiero dejar mi opinión!

Volver arriba