La empresa Nutrexpa, propietaria de Cola Cao, tiene su sede en Barcelona, y alrededor del año 1940, comenzaron de forma muy rudimentaria.

Sus fundadores, José María Ventura Mallofré y José Ignacio Ferrero Cabanach, arrancaron la producción de un alimento que nos ha acompañado hasta hoy en un modesto establecimiento y de forma casi artesanal.

Estuvieron probando con diversos productos: flanes, miel (sí, la famosa Miel de la Granja San Francisco), levaduras, hasta que en 1946, registraron su marca más popular e imperecedera: Cola Cao.

La «canción del negrito» fue la clave

Tras varios intentos sin mucho éxito, un amigo les recomienda que prueben a publicitarse por radio, el mejor medio de la época por su gran cobertura y audiencia.

Así es como en pleno año 1955, los españoles escucharían por primera vez la famosa canción. Fue escrita por Aurelio Jordi Dotras e interpretada por Roberto Rizzo. Se emitió por primera vez en la Cadena Ser, en un programa llamado Conozca a sus vecinos.

No fue hasta 1962 cuando veríamos por primera vez en televisión el anuncio con un formato de dibujos animados, obra de los populares Estudios Moro. En el corto, un «negrito» recolectaba el grano de cacao al mismo tiempo que cantaba las excelencias del producto.

Pero sobre todo, el éxito publicitario de Cola Cao se debe al patrocinio de las radionovelas de aquellos años, entre ellas el serial semanal Matilde, Perico y Periquín, que empezó a emitirse allá en el año 1955.

A partir de aquí, la trayectoria de Nutrexpa fue imparable. En 1964, adquirió una de las marcas que le hacían la competencia, Phoscao.

Casi diez años después, se las arreglarían para convertirse en patrocinador oficial del equipo olímpico español en las polémicas olimpiadas de Munich, en 1972.

Gracias a esto, el eslogan de «Alimento olímpico» les ha acompañado hasta casi nuestros días.

Un grupo alimenticio con buenas decisiones empresariales

Año tras año, Nutrexpa ha sabido crecer y ha ido absorbiendo o incorporando grandes marcas del mundo alimenticio: La Piara, Vit, Nocilla, Phoskitos o Paladín, forman parte ya del mismo grupo empresarial.

El logo de Cola Cao fue diseñado por el artista Antonio Tusell, autor también de la etiqueta del primer envase, que sería de 200 gramos.

La idea detrás de este logo (1948) era convertirse en una marca familiar, por eso se diseñaron las letras simulando una escritura corriente escrita a mano.

Más tarde, el logo sufrió una pequeña actualización, en 1965 y 1968, respectivamente. En 1975, se reforzó el guión que separaban las dos palabras y que con el tiempo volvería a desaparecer. En 1991 y 1999 se actualizó nuevamente el logotipo.

En 2007 tuvo otra importante actualización, y el logo del año pasado parece que recupera su esencia original. Veremos qué dura.

Yo soy aquel negrito, historia de un anuncio mítico

Un producto español asimilado por la sociedad

Más de sesenta años después y con un producto reconocido como algo propio, y estrechamente ligado al desarrollo de la sociedad española, estos son los números:

En España, se consumen más de 40 millones de kilos al año, esto coloca de media alrededor de un kilo por español del famoso cacao soluble.

¿Recordáis las latas de 1’5 kilos de Cola Cao que se podían reutilizar? Algunas de ellas venían con un pequeño cartelito donde nos sugerían qué podíamos meterse en ellas: pasta, arroz, sémola, frutos secos, garbanzos, azúcar, café, galletas, harina y alubias.

Cada hogar español contaba con alguna de estas «latas multiusos». En total, se fabricaron 10 envases metálicos diferentes, cada uno de un color distinto. Hicieron su primera aparición en 1959 por primera vez, y se llegaron a fabricar 60 millones en diez años.

Cola Cao ha cruzado fronteras. Sirva como ejemplo, cuando en 1990 inauguró en China su primera fábrica. Fonéticamente se pronunciaba «Ko le Kou», que significaba «proporciona alegría en la boca», pero no funcionó al confundirse con la pronunciación de Coca-Cola, de modo que finalmente se renombró como Gao le Gao (alto, alegre, alto).

En cualquier caso, el proyecto fracasó estrepitosamente, pues no hicieron el análisis pertinente de mercado para saber que los chinos no tienen costumbre de beber leche. Craso error.

Letra de la famosa canción del negrito

En 1982, Nutrexpa recopiló diferentes versiones de «la canción del negrito» en un disco microsurco de 45 rpm bajo el título de Confidencias con Nutrexpa, que sería repartido gratuitamente como promoción del Cola Cao.

Y aunque estamos seguros de que ya te la sabes la letra de memoria, si no es así, aquí está:

Yo soy aquel negrito del África tropical,
que cultivando cantaba
la canción del Cola- Cao;
y como verán ustedes les voy a relatar
las múltiples cualidades de este producto sin par.

Es el Cola-Cao desayuno y merienda.
Es el Cola-Cao desayuno y merienda ideal.
¡Cola- Cao! ¡Cola -Cao!

Lo toma el futbolista para entrar goles,
también lo toman los buenos nadadores,
si lo toma el ciclista se hace
el amo de la pista,
y si es el boxeador, ¡pum, pum!
golpea que es un primor.

Es el Cola-Cao desayuno
y merienda.
Es el Cola-Cao desayuno
y merienda ideal.
¡Cola -Cao! ¡Cola- Cao!

Dé a sus hijos Cola Cao
si los quiere hacer dichosos.
Los niños con Cola Cao
crecen más fuertes y hermosos.

¿Qué os parece? ¿Algún publicista se atrevería a crear un anuncio así hoy en día?

Sitio oficial: Página web de Cola Cao

¡Quiero dejar mi opinión!

Volver arriba