Las vallas de carretera se siguen usando, aunque parezca que no. Son conocidas también con el apodo de vallas publicitarias, y forman un elemento principal en la llamada publicidad exterior.

Su formato específico y su descomunal tamaño la convierten en la mejor herramienta cuando queremos publicitarnos en el exterior y/o la periferia de las ciudades.

Ventajas de las vallas de carretera

Permanecen visibles 24 x 7

Son un medio que no cierra, pues nadie pone «puertas al campo». Siempre están en su sitio (mientras paguemos el alquiler) y están visible las 24 horas del día para cualquier viandante o conductor. Forman, por lo tanto, un escaparate abierto todo el santo día, sin descanso.

Crean una imagen de marca fuerte

Desde luego, si tienes una empresa de chichinabo no te gasta el dinero (que no es poco) en anunciarte en una valla de carretera. De esta forma, generan notoriedad de marca.

Si quieres que tu marca sea grande (y sobre todo, se vea grande y potente) gana posicionamiento con este tipo de publicidad.

Tienen una segmentación muy sencilla

Como decía el prota de la película «El Hoyo»: obvio. Puedes elegir dónde anunciarte, en qué barrio, en qué provincia y cerca de quién (a veces conviene o no poner tu cartel gigante pegadito al de la competencia).

Aquí puedes ver unos cuantos de nuestros trabajos como ejemplo:

Evidentemente, no todas las vallas de carretera son rentables para nuestro negocio. Para esto hay que tener cierto ojo, y dejarse guiar por estos factores determinantes…

Claves para que las vallas de carretera sean un éxito

Para que este tipo de publicidad exterior funcione de verdad, fíjate en lo siguientes parámetros:

  • Posicionamiento: es decir, su situación con respecto al tráfico, distancia y orientación.
  • Tránsito: ¿la ven muchos coches? ¿Está esa carretera lo suficientemente concurrida durante el día? ¿Se puede contemplar también por gente que vaya a pie?
  • Recorrido de visión: asegúrate de que se vaya visualizando desde la lejanía; y evita las que están en un curva y solo la ves de sopetón al girar.
  • Competencia: procura buscar espacios donde tú seas el protagonista absoluto, y huye de «aglomeraciones» de carteles donde el tuyo se pierda en un mar.

Con estas cuantas guías, tu campaña publicitaria usando vallas de carretera será un éxito total. Ya solo te queda un diseño acorde, y para eso podemos ayudarte. ¡Llámanos o envíanos un WhatsApp o email!

¡Quiero dejar mi opinión!

Volver arriba