El Quick Commerce, o resumiendo Q-Commerce, es el comercio electrónico de toda la vida en el que una de las piezas fundamentales, la logística, cobra un papel fundamental.

Tanto es así, que convierta la logística en una parte clave del valor añadido, y cómo no, en su principal ventaja competitiva.

¿Qué es el Quick Commerce y dónde se usa más?

Como te hemos contado, la gracia del quick commerce reside en lo que se conoce como las entregas inmediatas, es decir, comprar un producto y tener una logística y servicios de transporte capaz de dejar el producto en la puerta de tu casa en cuestión de escasas horas.

Este concepto no es nada nuevo. Es más, es el primo hermano y por Internet del clásico modelo de la comida para llevar. Llamabas por teléfono a Telepizza, Domino’s o cualquier otro establecimiento de comida “rápida” y  solían entregar tu pedido en menos de una hora.

Esto estaba restringido a empresas locales a tu entorno. Ahora lo que se busca con el Q-Commerce es trasladar este funcionamiento a Internet.

Quick Commerce intenta mejorar la logística

Son muchos ya los grandes almacenes los que se están sumando a la “nueva” moda o tendencia del aquí y ahora. Todo pasa por crear puntos logísticos casi en cada provincia para garantizar esta entrega rápida.

Características del Q-Commerce

Aunque todo depende de qué consideremos como un eCommerce rápido, sí que es verdad que hay características comunes a ellos y que parecen bastante claras:

  • Se están centrando en entregar los productos en una hora o menos. Ten en cuenta que quick (o rápido) ya es menos de 24 horas, que siempre ha sido lo estándar.
  • Prima la disponibilidad en su inventario. No son muchas las tiendas que tienen siempre un stock disponible para entrega inmediata. Esto hace que muchos de los quick commerce hagan más de proveedores de servicios que tiendas al uso. Hacen la compra y la entregan, cobrando por la gestión más que por el producto en sí.
  • Funcionamiento local. Ni el gigante Amazon es capaz aún de construir centros logísticos en cada ciudad del mundo, por lo que el radio de entrega está siempre restringido por la proximidad a la tienda.

¿Cuándo funciona realmente el Q-Commerce?

Hay diversos tipos de productos donde el quick commerce funciona a la perfección. Por ejemplo, resulta perfecto para productos perecederos, consumibles y frescos.

Esto incluye servicios tipo Glovo, o Just Eat, por citar dos de los más famosos, pero la compra en Hipercor o Mercadona son también candidatos ideales. De hecho, la empresa de la familia Roig lleva un tiempo haciendo entregas en una franja de tiempo muy similiar a lo que se considera “casi” inmediato.

En esta categoría se pueden incluir también los servicios premium de mensajería como el de Amazon Prime o el propio de PCcomponentes, que por una pequeña cuota anual, además de envío gratuito, aceleran los tiempos de entrega. ¿Y tú, estás pensando en darle una vuelta al quick commerce?

¡Quiero dejar mi opinión en Quick Commerce, una nueva forma de entender el comercio electrónico!

Modo invidentesOK
Volver arriba