Categorías: Noticias

Políticamente incorrecto

Los tiempos han cambiado, nadie lo duda. Lo políticamente incorrecto no existía en décadas anteriores, ni en el ámbito publicitario, ni en ningún ámbito de la vida real.

Hasta hace relativamente poco todo era válido. Las campañas de marketing eran muy imaginativas, ya que podían servirse de cualquier idea para llevarlas a cabo.

Y es que absolutamente todo valía, aunque fuese políticamente incorrecto. Porque ese concepto no existía como tal. Y a nadie le molestaba ni extrañaba.

Lo políticamente incorrecto de antaño hoy es impensable

En la actualidad hay que andarse con pies de plomo para que un anuncio no ofenda a ninguno de los miles de colectivos -sobre todo minoritarios- que existen a lo ancho y largo del planeta.

Es cierto que puede haber eslóganes o imágenes poco apropiadas y menos cautas frente a algunos receptores de la información que el publicista quiere transmitir.

Sin embargo, actualmente los expertos en marketing se cuidan hasta la saciedad de no emitir mensajes que puedan ser susceptibles de acoger la censura de la población. Porque en los tiempos que corren no hay nada peor que te tachen de machista, o de homófobo, o de xenófobo para hundir tu carrera en el mundo de la publicidad.

Valores de sociedad que cambian con el tiempo… afortunadamente

Traemos varios ejemplos de lo mucho que ha cambiado el mundo de la publicidad. Estos anuncios o campañas de décadas anteriores jamás encontrarían hueco en el siglo XXI, pues definen perfectamente lo que ahora es ser políticamente incorrecto:

En el anuncio de FA dermo jabón de 1991 aparece una mujer completamente desnuda en la ducha en primer plano, utilizando el gel, para jolgorio de los quinceañeros de la época. Ahora esa imagen sería impensable, ya que las feministas se echarían encima de la marca por cosificar a la mujer.

Lo mismo sucedería con el famoso anuncio de colonia «Busco a Jacq’s» de 1986, en el que una joven estupenda embutida en un traje de cuero rojo tipo Catwoman con un escote hasta los tobillos relata las maravillas del perfume. Impensable que hoy día puedan emitirse ese tipo de imágenes en TV y a cualquier hora.

Lo mismo pasaría con los vídeos musicales (ya sabemos que aquí sólo el reggaeton tiene carta libre para el machismo y la violencia de género…). El videoclip «Entre dos tierras» de Héroes del Silencio, estrenado en el año 1990, muestra a una pareja en situación violenta, dándose golpes sin parar -tanto él como ella- durante los minutos que dura la canción.

¿Una sociedad demasiado madura o infantil?

Para terminar, tenemos que nombrar la lógica censura que se ha ido haciendo a la publicidad de tabaco y alcohol, anunciado de los 60 a los 80 con una naturalidad que ahora nos parece surrealista.

En los años señalados los platós de televisión estaban llenos de humo, el público fumaba, ¡incluso los presentadores fumaban y tomaban copas delante de la cámara mientras grababan los programas! Y el tabaco era anunciado por médicos de forma explícita, impensable hoy.

Lo políticamente incorrecto ya no vende. ¿Hay demasiada sensibilidad en la actual sociedad, cuya susceptibilidad está más a flor de piel que nunca? ¿O este exceso de impresionabilidad acabará pasando factura a una población demasiado infantilizada y sensiblera frente a la dura realidad?

Los nacidos antes del 2000 damos fe de que un poco de marketing políticamente incorrecto abre la mente y no deja traumas, como quieren hacernos creer algunos.

Elena

Oficialmente Diplomada en Gestión de Empresas y Actividades Turísticas. Y aunque reconoce que adora todo lo relacionado con el mundo de los viajes (sobre todo el irse de vacaciones), debe confesar off-the-record que su verdadera pasión son los idiomas.