El eCommerce es totalmente imprescindible a estas alturas de la película. Ya no vale tener una página web pelada y mondada. Si quieres que tu negocio sobreviva, tus clientes han de poder comprarte productos o servicios vía digital.

El comercio electrónico ya era tendencia antes del año pasado, hay multitud de estudios que así lo aseveran. Si les echas un vistazo, podrás comprobar que las cifras de ventas online se han triplicado entre 2014 y 2019. Ahora que llevamos más de un año de pandemia, imagina.

Un entorno físico y digital propicio

El año pasado (2020) fue un año que se quedará en los anales de la Historia por varios motivos. Uno de ellos pudiera ser cómo el maldito Covid-19 ha tocado a nuestro tejido empresarial. Según un estudio del INE, más de 200.000 empresas y más de 300.000 autónomos tuvieron que echar el cierre en el primer trimestre.

Obviamente, no tanto desastre está ligado al comercio electrónico, pero aquí la pregunta que todos debemos hacernos es … ¿de estas cantidades, cuántos a lo mejor podrían haber continuado con su actividad de haber apostado más por el medio digital?

Que tu negocio pueda vender online ya no es una opción

Apostar por tener una presencia en Internet potente es siempre un valor seguro. Así como desarrollar una buena herramienta de eCommerce, tanto para particulares como medianas, grandes y pequeñas empresas.

De lo que no hay duda es que el comercio electrónico ya no es una opción. Ahora es una necesidad, independientemente del sector. Ahora bien … ¿sabes cuáles son los motivos que afirman que el eCommerce es totalmente imprescindible?

Razones por las que el eCommerce es totalmente imprescindible

Accesibilidad

La primera ventaja es tan lógica como evidente: gracias a una tienda online conseguiremos ampliar los horizontes de nuestra marca y llegar a lugares que de otra forma es imposible.

Pero no es sólamente esto. Si nuestra actividad está complementada por la venta de servicios y/o productos online acercaremos nuestra marca al público de manera más directa. Si encima, vendemos de forma física (en nuestra tienda), piensa en lo cómodo que será para todos que nuestro producto llegue con un solo click (control perfecto del inventario, recogida en tienda, etcétera).

Por no hablar de que ofrecer los dos canales de venta siempre aportará un valor diferencial y nos permitirá llegar a un mayor número de consumidores.

Comodidad

Una tienda online no tiene horario de apertura y cierre. Vale, es verdad que si disponemos de chat online, cuando usemos un “humano” en lugar de un bot no siempre estará conectado, pero esto suele importarle poco al consumidor y comprador en Internet.

Es, por lo tanto, más cómodo y funcional para el empresario y el cliente. Nuestros visitantes podrán acceder en cualquier momento, ajustándose a sus horarios. Además, el hecho ahora de poder llevarles el producto con las actuales restricciones de movilidad es vital.

Escalabilidad

Internet es una puerta abierta a otros mercados. Cualquier persona, en cualquier lugar, puede acceder a nuestra marca.

Si además, somos previsores y creamos relaciones de confianza con servicios de mensajería que funcionen bien fuera de España, las posibilidades de alcanzar nuevos clientes son ilimitadas. Eso sí, tendrás que preparar tu eCommerce, al menos en inglés, y echarle un ojo a las restricciones de los países donde te gustaría “desembarcar”.

Pero vamos, que las barreras geográficas desaparecen en un abrir y cerrar de ojos. Es gracias al comercio electrónico como mejor podemos aumentar nuestro alcance a gran escala.

¿Tienes ya tu tienda online? ¿Cuentas con un eCommerce potente?

Visibilidad, otra virtud que demuestra que el eCommerce es totalmente imprescindible

Sobra decir que una tienda online es una de las mejores herramientas de marketing que una empresa puede tener. Las posibilidades son prácticamente infinitas, y solo basta tener imaginación para sacarle el mejor rendimiento a tu negocio.

Desde campañas para promocionar un producto, a usar marketplaces como Amazon o eBay, por citar solo un par de los más importantes, landing pages que terminen en tu eCommerce, fidelización de clientes con un programa de puntos en tu tienda, sorteos y promociones de unos de tus productos en las redes, etc.

Control

Como cualquier otro elemento “informatizado” el control que tenemos sobre nuestra negocio será total y absoluto gracias a nuestro eCommerce. Puedes generar informes que te darán una visión perfecta de la evolución de tu negocio, controlar perfectamente tu stock, así como averiguar quién y cómo es nuestro público objetivo.

Evidentemente, no todas las tiendas online son como te hemos descrito anteriormente. Y aquí damos por sentado muchos de los aspectos que nosotros incluimos, implementamos y aplicamos cuando alguien nos pide que le ayudemos con su venta online. Recuerda siempre rodearte de los mejores, no de cualquier chichinabo 😉

¡Quiero dejar mi opinión!

Modo invidentesOK
Volver arriba