El porcentaje de rebote, también conocido como tasa de rebote, o bounce rate, es una de tantas métricas de analítica web para comprobar la salud de tu página.

Es especialmente importante porque tiene un impacto directo sobre el posicionamiento SEO, y al contrario de muchas otras KPI’s, cuando ésta sube, mal asunto.

Porcentaje de rebote, ¿qué es exactamente?

Google Analytics define un rebote como una sesión (o visita) de una única página dentro de un sitio web. Técnicamente, se define como una sesión que solo activa una solicitud en el servidor de Analytics. Dicho de otra forma, la persona que visita tu sitio online sólo abre una página y luego abandona sin realizar ninguna otra acción.

La forma de calcular el porcentaje de rebote es dividiendo las sesiones en las que los usuarios han visitado una sola página entre el total de sesiones en el sitio web.

¿Cómo de importante es esta tasa de rebote para el SEO?

Pues tiene un impacto directo, pues Google emplea el comportamiento de los usuarios para valorar la calidad de una página. En general, considera que aquellas páginas en las que los visitantes pasan más tiempo y realizan más acciones son de mayor calidad.

Métrica Dwell Time

Con esta métrica Google analiza la calidad de una página web a través de tres parámetros relacionados con la interacción del usuario: el número de veces que hace click (ratio de clicks), el tiempo que pasa navegando y el porcentaje de rebote.

La teoría dice que reducir la tasa de rebote debería mejorar el posicionamiento; lo cierto es que hay otros factores que influyen en tu SEO.

Vigila tu porcentaje de rebote, bounce rate o tasa de rebote

Algunos de estos factores son: por supuesto el contenido, la velocidad de la página, el cómo llegó a tu web (no es lo mismo que venga a través de un enlace en redes sociales que si llegó porque te encontró en Google).

Siempre tienes que vigilar el porcentaje de rebote. Si bien es  cierto que no hay una cifra “perfecta”, cuanto más tiempo pasen los usuarios en tu página más bajo será este número.

Y si pasan más tiempo mirando tus productos o servicios, más interés en adquirir uno tienen.

¿Cómo bajo mi porcentaje de rebote?

Cuida tu página, mímala, pero sobre todo, asegúrate de que los usuarios encuentran lo que esperan. Nada de poner keywords a lo loco.

Los titulares tipo Yahoo, o técnicamente llamados de clickbait, no ayudan en nada. Hablamos de titulares del tipo: “No vas a creer lo que pasó en …”.

Revisa tu usabilidad para que tus visitantes se sientan cómodos navegando en tu web y reduce los tiempos de carga para que no se harten de esperar. Y si no puedes, no sabes o no te apetece, llámanos, podemos ayudarte.

Más información | ayuda: Google Analytics

¡Quiero dejar mi opinión!

Modo invidentes
Volver arriba