Julio Iglesias contra Michael Jackson es un titular pretencioso, lo reconocemos. Es más, no eran rivales sino todo lo contrario. Los culpables no somos nosotros, sino Coca-Cola y Pepsi, cómo no.

¿Sabíais que Julio Iglesias llegó a superar a Michael Jackson en ingresos publicitarios? Sí, como lees: hubo un momento en que las marcas pagaron más al cantante español que a la estrella mundial del pop por anunciar un refresco.

¿Cuándo sucedió eso? En el año 1984, en la cúspide de la carrera del cantante madrileño, cuando ambos artistas estaban en lo más alto de las listas de música de todo el planeta.

Pepsi vs Coca-Cola, o lo que es lo mismo, Julio Iglesias contra Michael Jackson

El famoso cantante afroamericano Michael Jackson acababa de lanzar su disco “Bad” y había firmado un contrato millonario con la empresa de bebidas Pepsi. El artista había firmado un contrato de 5 millones de dólares años anteriormente al lanzamiento por promocionar la bebida en varias acciones de marketing.

Publicado después del álbum más vendido de la historia, “Thriller”, el siguiente disco del cantante tenía el listón muy alto. La colaboración con PepsiCo hizo que las ventas se dispararan rápidamente, aunque no le hacía ninguna falta, ya que fue número 1 en infinidad de países del globo nada más salir en antena.

Julio Iglesias, la respuesta de Coca-Cola

¿Qué tiene que ver Julio Iglesias con esto? Pues mucho, porque era la baza de la competencia de Pepsi en aquellos momentos. Los anuncios de Michael para Pepsi multiplicaron exponencialmente las ventas de refrescos de esa compañía en todas las ciudades del mundo.

Y es que todos los jóvenes querían ser como Michael y cantar y bailar como Michael, así que todos querían beber el mismo refresco que él bebía.

Coca-Cola, la empresa de refrescos de cola más conocida en el universo -reconozcamos que en España es más popular que Pepsi, aunque en USA estén bastante igualadas- pensó en otro de los pesos pesados de la música en esos momentos.

¿Quién podía igualar o incluso hacer sombra a Mr. Jackson por aquel entonces? ¡Julito Iglesias! Efectivamente. Porque ahí donde le vemos actualmente, un jubileta requemado por el sol y recluido en algún paraíso caribeño con un harén de asistentas, Julio Iglesias era el único que podía igualarse en ventas a Michael en aquellos tiempos, ahora tan lejanos.

Dicho y hecho: Julio Iglesias y la multinacional Coca-Cola firmaron un acuerdo en Nueva York por el que el cantante debía realizar una serie de anuncios y la firma promocionaría los conciertos y recitales del español.

Se rumorea que se trató del mayor contrato publicitario de la historia y, a pesar de que no se conocen las cifras exactas, siempre se dijo que el importe cobrado por nuestro Julito superó ampliamente los 20 millones de dólares.

Es decir, que cobro ¡la mareante cantidad de 3.000 millones de pesetas! Eso, que es mucho dinero en los tiempos que corren, en el marco de los ochenta era impensable para cualquier mortal. Pero es que estos dos señores son caso aparte.

De Julio Iglesias contra Michael Jackson nada, eran amigos

La colaboración de Julio Iglesias y Coca-Cola se dio a conocer a través de una conferencia de prensa en el Hotel Waldorf Astoria de NY a la que asistieron más de un centenar de periodistas y equipos de TV. Además fue retransmitida por televisión a multitud de países.

El cantante madrileño acordó promocionar los productos de la firma de bebidas en radio, prensa y televisión que fueron publicitados en el mercado mundial.

Recordamos como ejemplo el anuncio que grabó el Sr. Iglesias con una joven René Russo para promocionar la casi recién nacida Coca-Cola Light. La actriz todavía no se dedicaba al cine, únicamente había aparecido en revistas de moda como Vogue. Julio Iglesias se portó en esa ocasión y, aunque parezca mentira, no hubo romance, porque se dice que ni siquiera coincidieron en el rodaje.

Quién hubiera pensado que a Michael Jackson le iban a pagar menos que a un artista que cantaba mayoritariamente en un idioma que no fuera el inglés. Eso indica que no es sólo fama: Julio siempre ha sido mucho Julio.

¡Quiero dejar mi opinión!

Modo invidentes
Volver arriba