El cuento de la criada da el salto a la cartelería. Después de tediosas semanas de carteles y más carteles de publicidad electoral -que hemos aguantado con paciencia, porque en las elecciones de Madrid España se juega mucho- se ha estrenado ¡por fin! la cuarta temporada de la serie. Y HBO ha diseñado una campaña en medios exteriores cuanto menos inquietante…

Parece que últimamente la publicidad en exteriores está cobrando de nuevo importancia, de modo que las plataformas audiovisuales han vuelto a utilizarla para anunciar sus estrenos, como han hecho Disney o Netflix.

El cuento de la criada se encuentra desde hace días anunciado en marquesinas, paradas de metro, MUPIS (que para quien no lo sepa son los soportes de cartelería iluminada) y lugares por los que pasas habitualmente. Tanto que se ha enmascarado con temas de candente actualidad para conseguir llamar la atención.

¿Cómo consigue el cuento de la criada captar tu atención?

Para presentar la cuarta temporada de una de las series más macabras y lúgubres de las últimas décadas, por temática y por estética, han diseminado varios mensajes que hacen cuestionarse directamente al público varias situaciones que entremezclan ficción y realidad e incluso las confunden.

El cuento de la criada regresa en su cuarta temporada

La agencia de publicidad La Despensa, que ha sido la encargada publicitaria de la campaña de esta última temporada en España, juega con frases que incluso se confunden con la situación real tan surrealista que estamos viviendo. Impactante.

Que me lo digan a mí, que cuando pasé por la autovía y vi con ojos como platos el póster diciendo “La libertad de expresión está penada” en lo primero que pensé es en el gobierno comunista que nos está tocando sufrir y no en las pobres criadas de Gilead y lo que tienen que soportar …

Pero volvamos al lío

El pasado jueves 29 de abril se estrenó la cuarta temporada de El cuento de la criada en HBO España. En ella la protagonista, una fantástica Elisabeth Moss convertida en la rebelde June Osborne, pesadilla de la temible Tía Lydia, se sigue oponiendo a las injusticias de ese país distópico llamado Gilead en que unos gobernantes ansiosos de poder han convertido una parte de los antiguos EEUU.

The Handmaid's Tale te va a impactar

“La libre circulación en el país está restringida”. Otra de las perlas que podemos encontrar en cualquier marquesina. No me digáis que estos mensajes no dan miedo. Porque hacen que el público de a pie identifique el miedo que están soportando los habitantes sometidos en Gilead -tanto criadas, como marthas, como todo el que lleve la contraria al régimen. La distopía de la ficción se ha trasladado a nuestros barrios y nuestras vidas. Eso es lo más aterrador y lo que los creadores de la campaña han sabido extrapolar de forma magistral.

El broche lo pone la pregunta “¿Madre no hay más que una?” en el centro de una imagen enmarcada entre las rivales June y Serena, que coincide con el Día de la Madre en el territorio patrio. A quien siga la serie o haya leído el libro esto sólo puede provocarle escalofríos.

Las anteriores temporadas de El cuento de la criada se sucedieron de manera más lenta, pero en esta última el ritmo es vertiginoso. En un sólo capítulo puedes encontrar detenciones, asesinatos, torturas, escapes… Todo condensado en un único capítulo. Es tan buena como su última campaña. Con esta reseña ¡no te la puedes perder!

¡Quiero dejar mi opinión!

Modo invidentesOK
Volver arriba