Lo primero que debemos preguntarnos es… ¿qué son los carritos abandonados?, y después de eso ¿cómo es mi tasa de este abandono?

Un carrito o cesta abandonada es el resultado de añadir al menos un producto a nuestra cesta de la compra y, por el motivo que sea, dejarlo siempre ahí olvidado (abandonado) sin terminar el pedido.

Los carritos abandonados en las compras online suponen un problema de base que no es fácil de detectar porque los motivos son variados. Un número alto indica que el nivel de frustración de los usuarios es grande. Y no queremos eso.

Hay veces que se debe a la pérdida de conexión, a un despiste del usuario o a cualquier tipo de distracción; pero no te engañes, lo normal es que si nuestros visitantes dejan sus cosas en la cesta en nuestro eCommerce sea porque algo no les gusta.

Consejos para reducir el número de carritos abandonados

Si sigues estas pautas del buen comportamiento «electrónico» deberías ver reducida tu tasa de abandono. Recuerda que las compras en Internet suelen ser compras calientes… razón de más para no pifiarla a la primera de cambio.

Información clara sobre condiciones de venta

Nada de ocultar la política de devoluciones para ponérselo difícil al cliente. Sí, lo sabemos, que te devuelvan los artículos es una faena, pero forma parte del ciclo.

Intenta poner siempre en un lugar visible y claro los gastos de envío, los plazos de entrega, las formas de pago, y las condiciones para la devolución.

Gastos de envío sin sorpresas

Una de los factores que más influyen en el incremento de carritos abandonados es la sorpresa que se llevan muchos usuarios al estimar los gastos de envío.

Trata de prorratearlos incluyéndolos en el precio del producto, si puedes asumir tú el coste mejor. Nada agradece más un cliente que gastos de envío gratis.

Si por lo que sea no puedes abaratar los costes de envío (porque los destinos son lejanos, por ejemplo), habla con las diferentes agencias de transportes para utilizar la que mejor tarifa tenga: MRW funciona muy bien en España, y para Europa, GLS tiene unos precios fantásticos.

¿Carritos abandonados? Mejor visibles y siempre guardados

Deja siempre la cesta de la compra en un lugar visible de la web, y con un botón de «Finalizar compra» grande como un demonio.

Otro factor importante es que el 84% de los compradores online suelen echar un vistazo varias veces a la web antes de decidirse. Mantén en la sesión del navegador lo que almacenamos en el carrito por varios días; de esta forma les será más fácil completar el pedido cuando vuelvan.

Unos recordatorios nunca están de más

Muchas plataformas de comercio electrónico cuentan con plugins o módulos para hacer un seguimiento de los carritos abandonados. Magento, por ejemplo, tiene una extensión llamada Follow Up Email que nos permite enviar un correo electrónico a nuestros clientes pasado unos días si no finalizaron la compra.

Opciones de pago y sellos de calidad y/o confianza

Te sorprendería saber la cantidad de gente que sigue pagando con transferencia bancaria, o que no se terminan de fiar de usar la tarjeta para un pago con TPV.

Ofrece la posibilidad de pagar con más de un medio -pero ojo, no te vuelvas loco- solo por si acaso. Lo normal es poner TPV, transferencia bancaria y Paypal de base. Si tienes la posibilidad de añadir Amazon Pay o Apple Pay, genial.

Los sellos de confianza son otro clásico de los eCommerce. ¿No pretenderás que alguien te compre sin tener tu SSL, y tus sellos que generen confianza tipo TrusPilot, Norton Antivirus, «Confianza Online» o cualquier otro, verdad?

Recuerda que es especialmente importante indicar a los nuevos visitantes que en nuestro sitio online no tenemos agujeros de seguridad y que tu dinero está a salvo con nosotros.

¡Quiero dejar mi opinión!

Volver arriba