Vender con Amazon tus productos es más fácil de lo que crees, y es que arrimarse al número 1 en ventas tiene sus ventajas.

Si algo caracteriza a la plataforma americana por excelencia, es que Amazon ofrece a todos sus vendedores la posibilidad de llegar a millones de personas y clientes potenciales.

¿Qué necesito para vender con Amazon?

Para poder vender en Amazon necesitarás tener en cuenta estos pequeños detalles.

Crear una cuenta. Para poder operar en la plataforma, obviamente, necesitas estar registrado en ella y convertir esta cuenta en cuenta de vendedor.

Pensar bien los productos que queremos vender. También debemos tener en cuenta los márgenes de beneficio. Ten en cuenta que Amazon tiene unas comisiones importantes de venta.

Decidir si queremos usar nuestra propia distribución o usar la infraestructura de Amazon para que se encargue de envíos, almacén de stock, etc. Es lo que se conoce como Amazon FBA.

Si queremos que Amazon se encargue de todo, tendremos que aceptar y respetar sus políticas de envíos y devoluciones. Ojo a esto.

Por último, recuerda que la aprobación de nuestra cuenta como vendedor la tiene Amazon, si encajamos con un buen perfil, estamos dentro.

Almacén de Amazon y cadena de montaje

Vendiendo mis productos en Amazon

Ya has realizado la parte más complicada y tediosa. Ahora, comenzar a vender en Amazon será coser y cantar.

Vamos a suponer que te has decidido a que Amazon se encargue de todo, que es la opción más recomendable, y a la postre, más rentable.

Una vez realizada (y verificada) tu cuenta de vendedor y hayas enviado los productos a los almacenes de la compañía, Amazon se encarga de:

  • Comprobar que los productos que has enviado se correspondan con lo que hemos subido como «nuestro catálogo».
  • Revisar que todos los productos que hemos enviado se encuentren en perfectas condiciones. En caso contrario, te solicitarán uno nuevo.
  • Almacenar cada producto en sus almacenes (distribuidos en cientos de centros de distribución en todo el mundo), hasta que alguien lo compre.
  • Cuando un cliente visita tu perfil y compra el producto, Amazon se encarga del envío.
  • Automáticamente, como vendedores autorizados recibiremos en nuestra cuenta el ingreso correspondiente, menos las comisiones de venta de Amazon.

Las comisiones son el tema más peliagudo que tiene vender con Amazon, pues hay mucha gente que se queja de que son extremadamente altas.

Con cada venta recibiremos un email con un informe detallado sobre el proceso, así como las cantidades pertinentes.

Dependiendo de nuestro tipo de productos tendremos que pagar a Amazon un porcentaje distinto, además de tener diversas modificaciones en las políticas de envíos y devoluciones para ese producto.

En este enlace podrás calcular cuál es el coste de la logística en Amazon.

En Amazon también puedes hacer SEO con tus productos

Haciendo un buen SEO en Amazon

En Amazon también existe el posicionamiento. Es más, se ha convertido en el principal temor de Google porque la gente ya busca directamente en Amazon, en vez de en ellos.

Por lo tanto, puedes seguir esta guía para escribir buenas descripciones de tus productos, y seguir estos consejos básicos para posicionarnos en Amazon.

  • Optimiza el título. El título es un elemento muy importante en la ficha de un producto y además es uno de los factores de click para el visitante, mímalo.
  • Describe perfectamente el producto. No seas parco en palabras a la hora de contar cómo es tu producto. Cita las ventajas y escribe sin faltas de ortografía. Te permitirá aumentar la visibilidad de tus productos y aumentar la tasa de conversión a través de calls to actions.
  • Optimiza las imágenes de los productos. Las imágenes deben ser precisas, sin montajes y con calidad más que razonable. Notarás cómo aumenta la tasa de conversión si las pones sin «ruido».
  • Usa una palabra clave en el nombre del producto. Las palabras clave son un plus al que debes recurrir siempre. Gracias a ellas nuestros productos aparecerán en las primeras búsquedas de los usuarios.
  • Fomenta las opiniones de los clientes. Son un factor altamente importante para el SEO, pues permiten influenciar a clientes potenciales. El modelo de Amazon ha triunfado precisamente gracias al sistema de votos.

Como veis, vender con Amazon no dista mucho de vender en tu página web. A cambio de una «pequeña» comisión ahorras espacio (almacén), empleados (gestionando devoluciones, empaquetando…) y obtienes innumerables ventajas en temas de visibilidad.

¿Ya vendes en Amazon? ¿Ha sido tu experiencia sencilla?

Más información: Amazon

¡Quiero dejar mi opinión!

Volver arriba